El Este en la Bundesliga

La complicada historia alemana del siglo XX ha tenido trascendencia en todos los ámbitos de la vida, y el fútbol no ha sido una excepción. En noviembre de 1989 caía el muro de Berlín y la reunificación cada vez parecía más cercana. La expectación por ver cómo iban a integrarse los equipos de la RDA en la Federación Alemana fue la nota dominante durante los meses posteriores a este momento histórico.

La temporada 90/91 fue la última en la que se jugaron la Bundesliga y la DDR Oberliga por separado, y para los Ossis la recompensa por hacer un gran año era la posibilidad de formar parte de la élite futbolística alemana luchando cara a cara contra los grandes clubs del Oeste. Dos Dynamos, el de Berlín y el de Dresden, habían sido los grandes dominadores del torneo de la RDA desde su nacimiento en 1949. Especialmente el conjunto de la capital era el principal favorito para formar parte de la nueva Bundesliga, ya que había ganado el torneo de manera ininterrumpida entre los años 79 y 88, pero aquel año no fueron capaces de lograr su objetivo.

Dirigidos por la Stasi, eran mucho los que acusaban a los berlineses de fraudes antideportivos en la mayoría de sus logros, pero con el muro ya caído parece que la influencia de la policía secreta de la RDA no fue tan efectiva. Esto sirvió para que un humilde equipo del norte del país, el Hansa Rostock, emergiera de la nada para acompañar al Dynamo de Dresden en la primera Bundesliga unificada. Desde entonces solo 3 equipos más, además del Union que debutará esta temporada, han conseguido asomarse a la Primera División, Lokomotive Leipzig, Energie Cottbus y RB Leipzig. En este artículo repasaremos el desempeño de cada uno de ellos en la máxima categoría del fútbol alemán.

HANSA ROSTOCK

Dirigidos por el occidental Uwe Reinders, los jugadores del Hansa Rostock hicieron una temporada de transición inmaculada en la que lograron el título de liga y con ello el pasaporte para la siguiente Bundesliga. Reinders hizo historia por partida doble en el Rostock: se convirtió en el primer entrenador del Oeste que dirigía a un conjunto de la RDA, y agradeció esa confianza llevando al equipo a lo más alto en su primer año.

Aun con las comprensibles diferencias económicas, el Hansa Rostock no desistió en su empeño de hacerse un hueco entre los grandes y comenzó la temporada siendo la revelación de la Bundesliga con impactantes victorias frente al Nuremberg, el Dortmund o aquel inolvidable 1-2 contra el Bayern de Munich que quedará para la historia. Sin embargo, los resultados dejaron de acompañar, y ya eran muchos los que pedían la cabeza de aquel entrenador del Oeste que estaba “hundiendo” las ilusiones de una ciudad novata en estas lides. El fútbol no tiene memoria, y a las primeras de cambio Reinders fue destituido. El cambio no mejoró las prestaciones del equipo que acabó descendiendo a la Segunda División, dejando la siguiente temporada al Dynamo de Dresden como el único representante del Este del país.

Tras 3 temporadas en Segunda, el Hansa volvió a la Bundesliga donde fue capaz de mantenerse durante una década. Con dos sextos puestos como mejor posición, los de Rostock se asentaron en Primera División hasta la temporada 2005/2006. Aquel año los Ostseestädter comenzaron fatal, con apenas una victoria en 17 partidos, y ni el fichaje invernal de la ex-estrella del Ajax, Jari Litmanen, pudo evitar el descenso. Durante dos años la Bundesliga estuvo sin equipos del Este hasta que el Hansa volvió a tener un paso fugaz por la categoría, pero apenas duró una temporada. Desde 2008 nunca más volvería a aparecer por la Primera División alemana, estando actualmente en Tercera.

DYNAMO DRESDEN

Campeón de la Primera División de la RDA en 1989 y 1990 a nadie sorprendió que el Dynamo Dresden fuera uno de los dos equipos que se integraron en la Bundesliga tras la reunificación. Para celebrar la caída del muro jugaron un mítico encuentro de la Deutschland Cup contra el Bayern de Munich que vencieron por 1-0, pero fue solo un espejismo, ya que su paso por la Primera División fue más un ejercicio de supervivencia. Durante 4 años los de Dresden consiguieron la permanencia pero siempre con muchas dificultades y haciendo grandes esfuerzos económicos que acabarían pagando. Cuando finalmente descendieron, las deudas eran tales que llevaron al SGD directamente a la Regionalliga.

Un equipo que dos años antes estaba jugando la Copa de Europa ahora se veía abocado a la Tercera División del fútbol alemán. Desde entonces el conjunto del Este ha vivido entre la Segunda y la Cuarta categoría, eso sí, batiendo récords de asistencia en muchos de sus partidos. La afición ha sido una pieza clave en la estabilización de un club que en los últimos años se ha asentado en la Bundesliga 2, con la intención en el medio plazo de cumplir el sueño de volver a pelear con los más grandes.

LOKOMOTIVE LEIPZIG

Tras el descenso del Hansa, el Dynamo se quedó solo en la Bundesliga como representante del Este, pero un año después tuvo un inesperado compañero de viaje, el Lokomotive Leipzig. El Loksche era otro de esos equipos que acostumbrado a jugar en Europa, la reunificación le pilló con el pie cambiado. Tras una mala temporada de transición pudo clasificarse in extremis en los playoffs para la Bundesliga 2. Dos años después lograba el milagro del ascenso tras quedar en tercera posición.

Solo duraron un año en la máxima categoría y su descenso a los infiernos fue cuesta abajo y sin frenos. Regionalliga, Oberliga… hasta su desaparición en 2004. ¡Qué lejos quedaba aquella final de la Recopa contra el Ajax de Van Basten en 1987! Para rememorar viejos tiempos un grupo de aficionados refundó el FC Lokomotive Leipzig empezando en la 11 Liga, la última del fútbol alemán. Desde entonces han sido capaces de llegar a la Cuarta División donde se encuentran actualmente, jugando contra el Dynamo Berlin o el filial del Hertha entre otros. ¿Conseguirán dar un nuevo pasito más hacia arriba?

ENERGIE COTTBUS

El club de Angela Merkel ha sido de los pocos a los que la reunificación le sentó bien. Sin ser uno de los grandes en las competiciones de la RDA, fue transferido a la Tercera División tras el proceso de integración. En 1997 consiguieron ascender a Bundesliga 2 y tres años después subían por sorpresa a la máxima categoría. Vasilia Miruta fue uno de los héroes de aquel equipo que hizo la machada de mantenerse durante 3 temporadas junto a los grandes del fútbol alemán.

Aunque estuvieron a punto de subir solo un año después, el descenso provocó la habitual crisis en los equipos del Este, problemas económicos, amenazas de bajada de categoría… Pero de nuevo Die Lasitzer consiguieron resurgir de sus cenizas y lograr un inesperado ascenso. Esta vez fue solo un año y el principio de una sequía para los equipos del Este, que se alargaría hasta la irrupción del RB Leipzig 8 años después. Actualmente el Energie Cottbus se encuentra en Tercera División, peleando por subir un escalón más hacia Bundesliga 2.

RB LEIPZIG

Muchos puristas no incluirían a los chicos de Red Bull en esta lista, ya que de la RDA solo tienen la ubicación de su estadio. Ni historia, ni valores socialistas…prácticamente nada relaciona al club con el Este de Alemania. En 2009 la marca de bebidas energéticas compró el Markranstädt de Quinta División y en 8 años, con una gran inversión detrás, consiguieron llevar al equipo a la Bundesliga. Como no se pueden poner nombres de marcas en los clubes alemanes, los del toro hicieron la triquiñuela de bautizar al equipo como RasenballSport Leipzig o lo que es lo mismo RB Leipzig. ¿A qué recuerda a Red Bull?

En los últimos 3 años el equipo se ha asentado en la Bundesliga hasta el punto de clasificarse para la Champions League en dos ocasiones. Esta temporada además han alcanzado la final de la DFB Pokal quedándose a las puertas de lograr el primer título de su corta historia, tras perder contra el Bayern Munich.

Con el ascenso del Union, por primera vez desde 2003 coincidirán dos equipos del Este en la Bundesliga. Dos clubes que no se llevan nada bien como se pudo demostrar en la visita de los Bullen a An der Alten Försterei en 2014 cuando los aficionados locales sacaron una pancarta que decía “En Leipzig muere la cultura del fútbol”. El director deportivo de los Eisern ya lo ha dejado claro “Que nos toque cualquiera en la primera jornada menos el Leipzig. Los chicos se merecen en este día que se hable de su debut en Bundesliga y contra los de Red Bull el foco irá dirigido a otro sitio”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s