An der Alten Försterei 2020

Inaugurado en 1920, el estadio del Union Berlin se prepara para una remodelación en el año de su Centenario. ¡Qué mejor manera de alcanzar esta mágica cifra que con su equipo en Bundesliga!

En junio de 2017 se publicó que el club de Köpenick comenzaría la reconstrucción del estadio para pasar de 22.012 espectadores a unos 37.000. Un proyecto de 38 millones de euros. El presidente Drik Zingler ya ha confirmado que no habrá movimientos durante el año de debut en Bundesliga, por lo que presumiblemente esta ampliación se retrasaría algún año si no son capaces de completar todas las obras durante el verano que viene, algo que parece improbable. El club ya ha puesto de su parte manteniendo los precios de los abonos para los fieles que apoyaron al equipo durante la temporada del ascenso.

El Union Berlin lucha para mantener el carácter y la atmósfera única del estadio pero las estrictas normas de la Federación Alemana no le permiten demasiado margen de maniobra. Para jugar en la Bundesliga hace falta al menos 8.000 asientos, cuando en An der Alten Försterei apenas se superan los 3.500. El resto son plazas de pie. Los Unioners no quieren que las autoridades les digan cómo disfrutar del fútbol, por lo que van a intentar cumplir con el mínimo exigido y ampliar el espacio hasta 28.500 personas de pie, una cifra que incluso supera a las gradas del Signal Iduna Park de Dortmund, con 500 espacios menos de “Stehplätze”.

Lejos queda atrás aquel 2008 cuando el equipo estuvo a punto de desaparecer por no poder cumplir el estándar que se exigía para jugar en la Tercera División. En ese momento los aficionados volvieron a demostrar por qué este club es diferente y con la mayor toda la determinación posible se pusieron manos a la obra, y nunca mejor dicho, para sacar al club de aquella situación tan difícil.

Alrededor de 2.400 aficionados ayudaron a rehabilitar el estadio en menos de 300 días. Con un total de 140.000 horas divididas entre los voluntarios, el Union fue capaz de adaptar su hogar a los nuevos tiempos. El colofón de la temporada llegó con el ascenso a la Bundesliga 2, en la que han permanecido desde entonces. Difícil encontrar una mejor comunión entre afición y jugadores, sumando al duro trabajo en las gradas el de los futbolistas en el césped.

El sentimiento de unión en las gradas de An der Alte Försterei es especial, con un estadio prácticamente lleno todas las semanas. Todos los allí presentes saben los sacrificios que se han hecho para sacar adelante a un club, que sin perder su esencia y sus principios ha sido capaz de no solo sobrevivir al más alto nivel, sino que ha logrado lo imposible, colándose por primera vez en su historia en la Bundesliga. ¡Los 37.000 aficionados que podrán entrar próximamente en An der Alten Försterei se merecen un estadio de Primera! ¿Será capaz el Union de alargar este sueño al menos durante un año más?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s